El irpf de los autónomos se reducirá más de lo previsto

El gobierno ha puesto en marcha la negociación con CIU para introducir algunas enmiendas al conjunto de tres proyectos de ley que conforman la próxima Reforma Fiscal, de la que tanto se está hablando últimamente. Las enmiendas se marcan el objetivo de contentar en lo máximo posible al colectivo de autónomos y pymes.

La Reforma establece bajar el IRPF de los autónomos (el de las retenciones de las facturas), del 21% al 19%. La subida se produjo en el año 2012, cuando el Gobierno subió la retención del 15% al 21% como medida transitoria para paliar con carácter urgente los efectos de la crisis económica. Ahora el Gobierno parece que recapacita, pero de ninguna manera vuelve al porcentaje inicial, sino que establece un 19%. Las protestas desde los colectivos autónomos han llevado a la negociación y parece que habrá una enmienda para que este 19% que se establecerá durante 2.015 baje al 18% en 2.016. Montoro en un primer momento había establecido el 20% para 2.015 y el 19% para 2.016. Esperemos que triunfe la primera opción.

CIU pretende volver al tipo general del 15% de retención de IRPF, para todos los autónomos, no sólo para los que ganen al año menos de 12.000 euros, como Hacienda propone. El mayor argumento de Hacienda para hacer esta rebaja es que no afectaría a los ingresos fiscales, pero sí a la liquidez, ya que después todos los autónomos tendrán que hacer cuentas con Hacienda una vez al año en la Declaración de la Renta, con lo que se aplicarán los tipos impositivos generales independientemente de la retención en factura.

Con respecto al Impuesto de Sociedades, CIU también está negociando algunas enmiendas con el Ejecutivo. Para ellos, los más afectados por la crisis son los autónomos, las pymes y las empresas del tercer secto, es decir, las que se dedican a la economía social. Es por esto que proponen reducir el Impuesto de Sociedades a un tipo impositivo del 20% para las pequeñas empresas y las empresas del tercer sector. Defienden que no tienen ningún sentido que el tipo del Impuesto de Sociedades baje del 30% al 25% y en las pequeñas empresas se deje también al 25%.

Con respecto al IVA, el Gobierno sigue en sus trece de mantenerlo en el 21% para la cultura, a pesar de las muchas voces discordantes que defienden volver al tipo reducido de antes.

El IRPF en general, podría rebajarse algo más con estas enmiendas para no presionar tanto fiscalmente a la clase media española. Una de las propuestas es recuperar la deducción de 1.500 euros para los pequeños ahorradores, además de mantener la desgravación para los contribuyentes que viven de alquiler.

Esperemos que estas enmiendas lleguen a buen puerto, porque todo lo que suponga rebajar la presión fiscal y el IRPF de los autónomos y pequeñas empresas, será bueno para una evolución económica más favorable y para la creación de empleo.

CONTACTAR
Responsable de Administración en SanPer Asesores, Amplia experiencia atención al cliente y asesoramiento laboral, fiscal y contable. Más de 200 artículos publicados. Amante de la Cultura, la Historia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×