Constitución de una fundación

Hace dos semanas vimos cómo crear una asociación, ahora le toca el turno a las fundaciones. Pueden constituirlas tanto personas físicas como personas jurídicas.

La personas físicas requieren capacidad para disponer gratuitamente de los bienes y derechos en que consista la dotación fundacional. Por su parte, las personas jurídicas necesitan del acuerdo expreso de su órgano rector para poder disponer gratuitamente de sus bienes.

Las fundaciones se pueden constituir tanto por actos inter vivos como por mortis causa. Si es por acto inter vivos se realiza mediante escritura pública. Si es por acto mortis causa se hará testamentariamente. En caso de que el testador sólo hubiera establecido su voluntad de crear la fundación y disponer de los bienes y derechos de la dotación, la escritura pública en la que se contengan los demás requisitos se otorgará por albacea testamentario y por los herederos testamentarios. Si no existieran, se otorgará por el Protectorado.

Habrá que solicitar al Registro de Fundaciones un certificado negativo de denominación ya que la Ley exige que no coincida o se parezca el nombre de la fundación a otro que exista previamente para evitar confusiones. El certificado debe acompañarse a la escritura de constitución. Tiene que estar expedido como máximo tres meses antes del otorgamiento de la escritura pública.

Para constituir la fundación se exige aportar una dotación inicial. Ésta tiene que ser suficiente para poder realizar los fines fundacionales. Se presupone que es así cuando es como mínimo de 30.000 euros. En caso de que sea inferior, el fundador deberá presentar el primer plan de actuación y un estudio económico que justifique que es suficiente para alcanzar los fines fundacionales.

Si la aportación es dineraria deberá desembolsarse como mínimo un 25% y el resto tendrá que ser desembolsado antes de 5 años. Si la aportación es no dineraria, habrá que acompañar a la escritura de constitución la tasación realizada por un experto independiente.

Es necesario elaborar unos estatutos que serán incluidos en la escritura de constitución. Los estatutos contendrán:

  • La denominación de la entidad.
  • Los fines fundacionales.
  • El domicilio de la fundación y el ámbito territorial donde desarrollará principalmente sus actividades.
  • Las reglas básicas para la aplicación de los recursos al cumplimiento de los fines fundacionales y para la determinación de los beneficiarios.
  • La composición del Patronato, las reglas para la designación y sustitución de sus miembros, las causas de su cese, sus atribuciones y la forma de deliberar y adoptar acuerdos.
  • Cualquiera otras disposiciones y condiciones lícitas que el fundador o fundadores tengan a bien establecer.

Posteriormente se otorgará la escritura pública de constitución ante notario. Ésta debe incluir:

  • El nombre, apellidos, edad y estado civil de los fundadores sin son personas físicas y su denominación o razón social si son personas jurídicas, además de la nacionalidad, domicilio y número de identificación fiscal en ambos casos.
  • La voluntad de constituir una fundación.
  • La dotación, su valoración y la forma y realidad de su aportación.
  • Los estatutos de la fundación.
  • La identificación de las personas que componen el Patronato así como su aceptación si se efectúa en el momento fundacional.

Una vez realizado el acto de constitución tenemos que presentar la escritura pública en las oficinas de Hacienda correspondientes a la comunidad autónoma para liquidar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Para proceder a la primera inscripción de la fundación, es necesario un informe preceptivo y vinculante del Protectorado correspondiente sobre la idoneidad de los fines de la fundación y la suficiencia de la dotación.

Una vez hayamos concluido estos pasos y antes de 6 meses desde el otorgamiento de la escritura de constitución, procederemos a inscribir la fundación en el Registro de Fundaciones que corresponda en función del ámbito de actuación de la misma.Si se pasará el límite de los 6 meses, el Protectorado cesaría a los patronos y nombraría unos nuevos previa autorización judicial.

Como podéis ver es un proceso algo más complejo que el de crear una asociación, esperamos que esta entrada os ayude en vuestra labor. Si tenéis cualquier duda, podéis poneros en contacto con nosotros mediante cualquiera de las formas señaladas en la web.

CONTACTAR
Socio y asesor fiscal en SanPer Asesores. Licenciado en Economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×