Claves de la reforma fiscal en 2014

El Gobierno planea una nueva Reforma Fiscal para este año, que entrará en vigor previsiblemente a partir de febrero y continuará progresivamente hasta completarse en 2017.

La Reforma Fiscal está hecha a imagen y semejanza de las exigencias de Bruselas, que continúa presionando a España para que los cambios se apliquen cuanto antes. El único objetivo de la nueva fiscalidad es aumentar la recaudación.

Las principales pinceladas del futuro marco fiscal que nos prepara la Unión Europea, serán , entre otras, la aplicación del IVA con una base más amplia. Al contrario de lo que muchos expertos auguraban, el IVA previsiblemente no volverá a subir, pero sí se volverán a ampliar los productos a los que se les aplica el 21%, y que hasta ahora disfrutan de los tipos reducidos. De manera casi inminente, el IVA de los productos sanitarios aumentará del 10% al 21%. Parece ser también que el porcentaje de IVA súper reducido del 4% aplicado a los productos básicos de alimentación , entre otros, también subirá.

Se crearán nuevos tributos medioambientales, como el que ha entrado en vigor recientemente que grava los aerosoles y los aparatos de aire acondicionado. El impuesto de circulación y el de matriculación, por su parte, se ligarán al medioambiente , por lo que pagarán más los propietarios de los vehículos más contaminantes. Se prevé también una subida del Impuesto de Patrimonio y de Sucesiones.

Actualmente, el Impuesto de Sociedades en España es uno de los más bajos de Europa, debido a las múltiples deducciones a las que pueden acogerse las empresas. Además, su tipo impositivo es también uno de los más bajos: tan sólo el 9%. De hecho, la recaudación por este impuesto tan sólo representa el 1,6% del PIB español. Desde Europa se pretende subir la recaudación hasta el 2,7%, suprimiendo algunas deducciones actuales, lo que supondría aumentar la recaudación en 10.000 millones de euros al año.

El IRPF a su vez se rebajará de forma selectiva, sobre todo en la clase media, ya que actualmente es alto, siendo la parte de la población con más cargas impositivas desde el comienzo de la crisis. El Gobierno dice que es la única manera de que la población recupere el poder adquisitivo y la confianza, y de esta forma aumente la demanda interna.

En contra de las previsiones, la deducción por compra de vivienda se mantendrá para todos los que disfrutan de ella actualmente, ya que según el Gobierno sería perjudicar derechos ya adquiridos por la ciudadanía.

El Gobierno pretende también con la aplicación de la Reforma Fiscal, incentivar el ahorro a largo plazo, más allá de los beneficios fiscales de los planes de pensiones.

Se implementarán medidas con la intención de ayudar a la conciliación de la vida laboral y familiar, en especial a las madres trabajadoras. Para ello, según el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se aumentarán los mínimos familiares en el IRPF, previsiblemente en la base en lugar de en la cuota, para aumentar la renta disponible.

Estas son tan sólo las previsiones para la nueva Reforma Fiscal que entrará en vigor en unos meses, no se sabe si se aplicarán todas las medidas ni de qué manera, esperemos que los impuestos que aumenten se hagan de manera progresiva y el Gobierno sepa compensarlo con rebajas en otros ámbitos fiscales. De cualquier manera, las empresas no salen muy bien paradas y, como siempre, se convierten en el centro de la recaudación fiscal.

CONTACTAR
Responsable de Administración en SanPer Asesores, Amplia experiencia atención al cliente y asesoramiento laboral, fiscal y contable. Más de 200 artículos publicados. Amante de la Cultura, la Historia…

0 thoughts on “Claves de la reforma fiscal en 2014

  • el 27/01/2014 a las 17:12
    Permalink

    Yo no soy ninguna experta pero, ¿ir subiendo este tipo de impuestos es la solución? Me refiero a que este tipo de impuestos suben en momentos de necesidad pero nunca van a bajar en momentos de auge o bonanza.

    Me gustaría mucho saber tu opinión Lorena (de Lorena a Lorena) 😛
    Que pases muy buen día,
    Lorena.

    Respuesta
    • el 04/02/2014 a las 17:55
      Permalink

      Hola Lorena:

      Encantada de darte mi opinión. Yo pienso que el Estado necesita recaudar más en tiempos de crisis, ya que se incrementan sus gastos y disminuyen sus ingresos, pero la solución no es ni mucho menos asfixiar a las empresas subiéndoles cada vez más las cotizaciones a la Seguridad Social o el IVA que debe aplicar a sus productos o servicios. En mi opinión, una buena Reforma Fiscal en 2.014 sería modificar los criterios en el Impuesto de Sociedades, para que las grandes empresas aportaran más, ya que las pymes pagan demasiado en proporción con éstas. Igualmente, el IRPF en las nóminas debería ser más gradual, es decir, que aporte más quién más tiene, y así dar mayor poder adquisitivo al consumidor medio y generar otra vez confianza en el mercado.

      Saludos y gracias por leernos.

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×