Autónomos: posible nueva subida de las cotizaciones

Autónomos: es posible que haya una nueva subida de las cotizaciones.

Hace algunas semanas, nos topamos con las declaraciones de la ministra de empleo, Fátima Báñez, en las que apuntaba una posible nueva subida de las cotizaciones a todos los autónomos, y como tal, una hipotética universalización del derecho a paro de todos los trabajadores españoles. Dicha universalización sería por una futura obligación de que todos los autónomos se acogieran al cese de actividad. Esta novedad vienen acompañada de la llamada “Ley de Mutuas”, que recogerá medidas destinadas a mejorar la protección y la seguridad del colectivo de los autónomos. Es una protesta muy antigua del colectivo, el casi nulo acceso a las medidas de protección social y la desigualdad que tienen con respecto a los demás asalariados.

Lo cierto es que al igual que la obligación de acogerse al cese de actividad tiene sus ventajas, también tiene la gran desventaja que para poder hacerla realidad, es necesario que suban las contribuciones, por lo que se prevé una nueva subida obligatoria de la cuota de autónomos a partir de enero de 2.015, lo que coincidiría también con la obligación de cotización por contingencias comunes para los nuevos autónomos.

Actualmente, la cotización por cese de actividad es voluntaria y se aplica un porcentaje adicional del 2,2 % sobre la base imponible, durante, como mínimo, doce meses. Pero eso no es todo, es obligatorio que este 2,2% vaya ligado obligatoriamente a la cotización por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, lo que en conjunto, incrementa la cuota del autónomo un 7%.

Hace tres meses, se anunció la obligación de acogerse al cese de actividad a todas las nuevas altas de autónomo, y parece que el Gobierno quiere extenderla a todo el colectivo. No obstante, de momento los autónomos que deseen darse de baja en el cese de actividad y accidentes de trabajo, pueden hacerlo cuando proceda la renovación anual.

El paro de los autónomos se puso en marcha en el año 2.011, y desde entonces, solamente uno de cada tres autónomos que se dan de baja consiguen tener acceso a la prestación. Ha resultado ser una medida muy poco efectiva, debido a la cantidad de requisitos que se necesitan y a la documentación complicada que piden para demostrar las causas del cese: es necesario acreditar pérdidas del 30% en un año o del 20% en dos años, o ejecuciones judiciales para el cobro de deudas de, al menos, el 40% de la actividad del autónomo. En el caso de cese por suspensión de pagos, hay que aportar el auto por el que se decreta el cierre de oficinas o establecimientos. Si el autónomo es administrador de una sociedad, tiene que demostrar igualmente pérdidas en la misma y además escrituras que confirmen el cese de sus funciones como administrador.

Como consecuencia, es un proceso bastante arduo y de difícil demostración, lo que hace que más del 75% de las solicitudes de prestación por desempleo caigan en saco roto, después de haber estado cotizando por este concepto durante un año o más. La ministra apuntó que la obligación de cotización por baja en el cese de actividad, se compensará con la simplificación del proceso de concesión de la prestación por desempleo para los autónomos, esperemos que así sea.

CONTACTAR
Responsable de Administración en SanPer Asesores, Amplia experiencia atención al cliente y asesoramiento laboral, fiscal y contable. Más de 200 artículos publicados. Amante de la Cultura, la Historia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×