Aplazamiento de deudas con Hacienda

Llega la hora de presentar los impuestos trimestrales y muchas de las empresas no disponen de liquidez suficiente para hacer frente a los pagos. ¿Qué hacer? Hacienda ofrece la posibilidad de solicitar un aplazamiento, pero ¿qué impuestos se puede aplazar? El IRPF es inaplazable desde el origen de impuesto, pero lo cierto es que Hacienda ha estado durante algunos años concediendo el pago fraccionado del mismo debido a la mala situación económica y con el objetivo de ayudar un poco a la financiación de las empresas. Pero a finales de 2.013, una circular interna prohibió que las retenciones de IRPF volvieran a ser objeto de aplazamiento, lo que afecta también a la retención de los arrendamientos, por lo que estos impuestos hay que abonarlos completos cada tres meses y dentro de plazo, salvo en casos muy excepcionales.

El aplazamiento de IVA generalmente es mucho más sencillo y lo suelen conceder sin problemas. La solicitud de aplazamiento se puede hacer tanto en periodo voluntario de liquidación como en periodo ejecutivo. Pero hay que tener en cuenta que si la deuda con Hacienda se encuentra ya en fase de embargo, ya no es posibe solicitar un aplazamiento teóricamente, aunque en la práctica, siempre es posible negociar la forma de pago.

El importe sobre el que se puede solicitar el fraccionamiento no tiene límite, aunque sí se distingue entre deudas inferiores a 18.000 euros, para las que no es necesario presentar un aval. Las deudas que superen esa cantidad, necesitarán una garantía en forma de aval bancario, garantía hipotecaria o seguro de caución. Desde que comenzó la crisis las solicitudes de aplazamiento no han dejado de crecer. Hacienda tarda una media de 12 días en resolverlas, lo hace de manera telemática y la mayoría son de deudas inferiores a 18.000 euros.

Lo que sí debemos saber es que pedir un aplazamiento de deudas con Hacienda cuesta dinero., ya que va acompañado del tipo de interés que se estipula cada año en los Presupuestos Generales del Estado. Si se presenta un aval, el interés aplicable es el interés legal del dinero (el 4% para 2.013 y 2.014). Si el aplazamiento se solicita sin garantías, entonces se fija el interés de demora, en torno a un 5%.

¿Cuántos plazos se pueden solicitar? En la solicitud, es el propio contribuyente el que propone un calendario de pagos, proponiendo el número de plazos, la cantidad a abonar en cada uno, la fecha en la que se desea comenzar a pagar, el número de cuenta para la domiciliación y el motivo por el que se solicita el fraccionamiento de la deuda. En el plazo de una o dos semanas, Hacienda contestará con una respuesta favorable (concesión), o no favorable, no concediendo el aplazamiento y fijando una fecha concreta para el pago de toda la deuda. En el caso de que nos conceda el aplazamiento, puede ocurrir que Hacienda haya rechazado el plan de pagos propuesto por el solicitante y haya establecido otro distinto, que es el que estamos obligados a cumplir.

Los plazos siempre se fijarán los días 5 ó 20 de cada mes, y si el contribuyente incumple el pago de algún plazo, el aplazamiento se anula automáticamente y se exige el pago total de la deuda.

CONTACTAR
Responsable de Administración en SanPer Asesores, Amplia experiencia atención al cliente y asesoramiento laboral, fiscal y contable. Más de 200 artículos publicados. Amante de la Cultura, la Historia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×