Motivación laboral, motor de la empresa

¿Qué aspectos clave influyen en la motivación laboral?

La motivación laboral es la que nos impulsa a asumir retos y a conseguir nuestras metas y obtener resultados en nuestro trabajo, es un salto, un impulso que nos da fuerzas y que al permitirnos realizar nuestras posibilidades y misión nos aporta a posteriori una satisfacción innegable.

Muchas personas hoy en día se encuentran tremendamente desmoralizadas; los medios de comunicación, los dirigentes políticos, la sociedad en general, transmiten un mensaje desesperanzador que nos sume en una depresión colectiva inaceptable. Debemos salir cuanto antes de ella y pensar que parte de nuestra llamada crisis se debe a la falta de confianza y motivación que encontramos en nuestra vida diaria.

Aplicado a la empresa, el trabajador debe ver cumplidas sus expectativas, y no estamos hablando solo de las remuneraciones dinerarias, que son asimismo importantes, sino también de que reconozca como justa su recompensa al trabajo realizado, logrando un equilibrio que satisfaga las necesidades del trabajador en ese momento de su vida.

Teorías de la motivación

La Teoría de la Motivación-Higiene del norteamericano Frederik Hetzberg (1923-2000) divide en dos los posibles factores motivacionales que encuentra el individuo, a saber: Los factores Higiénicos, que comprenden el salario, las condiciones de trabajo, los mecanismos de supervisión, las relaciones interpersonales o la administración de la propia organización (estos factores evitarían la insatisfacción pero no producen Motivación-Satisfacción. Sería un buen ejemplo de lo que ocurre en muchas administraciones públicas en España) y los factores motivacionales, siendo éstos el reconocimiento, el sentimiento de logro, la autonomía del trabajador y su responsabilidad delegada, las posibilidades de desarrollo y el disfrute del propio trabajo (estos factores sí producen Motivación-Satisfacción. Ésta es la línea que hoy en día empiezan a implementar numerosas empresas en todo el mundo).

Otras teorías de referencia son la Teoría de las Necesidades Secundarias de David McClelland, la Teoría de las Expectativas de V. Vroom, E. Deci y L. Porter o la Teoría del Flujo de Mihály Csíkszentmihályi:

Motivación | laboral | motor | de | la | empresa

Falta total de motivación laboral en las empresas

En una encuesta realizada para el libro “Patologías organizacionales” de Javier Fernández Aguado se entresacan algunos datos que llaman poderosamente la atención y que nos deberían hacer pensar sobre la estrategia de motivación en muchas de nuestras organizaciones.

El 100% de los encuestados identificaron que existía una falta de motivación laboral, el 40% que faltaban retos asumibles, positivos e ilusionantes, el 80% dijo que no los implicaban en los proyectos o el 100% que resaltó que no existía una verdadera política de motivación del departamento de Recursos Humanos.

Estos datos son alarmantes y más teniendo en cuenta que la motivación laboral es el verdadero motor de las empresas.

El directivo actual debe entender que lo mejor para su empresa u organización es retener y/o contar con los mejores talentos que pueda, por lo que es necesario y fundamental realizar una selección de personal acertada y profesional, y potenciar que se conviertan en verdaderos líderes dentro del equipo, que sean capaces de crear su propia automotivación y desarrollarse plenamente como personas y profesionales.

Cuando esto no se produce y la motivación laboral es escasa o inexistente se produce la llamada por Fernández Aguado “Depresión organizacional”. En esos momentos de desmotivación y “crisis” es imprescindible tomar las riendas de la situación y no continuar haciendo las cosas por inercia. Es necesario empezar a hacer las cosas porque “se quiere”, porque forman parte del camino y los objetivos que tienes.

Sal de tu “zona de confort” y atrévete a disfrutar de las pequeñas cosas del día a día, disfruta del camino. Esa es la receta para una gestión acertada y un aumento de la productividad gracias a una motivación continua. Haz tu trabajo porque te gusta y disfruta de tus pequeñas victorias y alegrías, de tu talento, de tu saber hacer, de tu intensidad, de todo lo que has conseguido y celébralo con alegría pues este es tu pasaporte a la motivación.

Utiliza la técnica de “los pequeños tesoros”. Todos los tenemos pero los olvidamos con suma facilidad. Utilízalos, esa tarea que te apasiona, ese lugar especial, esa persona con la que te sientes bien, para tirar de ellos y producir la motivación laboral necesaria para el trabajo. Comienza tu trabajo, en aquellos días que no te sientas motivado, con aquello que más te guste hacer y, poco a poco, realizando tareas en pequeña escala, recuperaremos el estímulo para enfrentarnos a tareas más comprometidas y exigentes.

Planifica tus objetivos y metas profesionales ya que las personas que quieren algo con todas sus fuerzas, lo consiguen. Disfruta de tus logros, del trabajo en sí mismo, de la responsabilidad y autonomía que tienes y de tus avances y crecimiento.

La motivación laboral es el motor de tu empresa, y de tu éxito personal.

CONTACTAR

0 thoughts on “Motivación laboral, motor de la empresa

  • el 16/05/2013 a las 20:03
    Permalink

    Muy buen aporte. La motivación es fundamental en el ámbito empresarial. Hay que tener en cuenta que una persona motivada trabaja mejor y en consecuencia incrementa poderosamente su productividad.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×