Gestión del ego en la empresa

¿Cómo realizar una correcta gestión del ego en la empresa, el cual es sólo un reflejo de la opinión de los demás?

Alegrarse de los éxitos de los demás y compartir los que uno mismo consigue es un primer paso hacia una gestión del ego acertada y provechosa para toda la organización. Pero, ¿cómo podemos construir una gran empresa, convirtiendo la finalidad de ser adulado y el ejercicio del poder en finalidad de “servicio”? ¿Cómo utilizar la empatía como una efectiva herramienta para la gestión del ego en la empresa y fuera de ella?

Conseguir que nuestro ego en la empresa permanezca constante ante los éxitos y fracasos, no es fácil

Los cambios hacia una estructura basada en la colaboración y los proyectos de equipo suelen provocar un cierto estrés en el seno de la empresa y no son sencillos de implementar, por lo que una verdadera catarsis (reinvención, eliminación del ego, reconversión, reencuentro) del directivo y un proyecto de futuro atractivo, que sea compartido y conocido por todos los colaboradores, son elementos primordiales para una estrategia de gestión del ego y del cambio bien encaminada

En una sociedad en la que la premisa es “quiero recibir” para entonces entregar algo a cambio, es necesario ir cambiando los valores en la empresa y entrenar a los directivos y gerentes en la verdadera inteligencia de dar primero. En este sentido es fundamental, en algunas ocasiones, llevar al límite al directivo para que se dé cuenta de sus contradicciones y formarlo en una cultura del trabajo en la cual se tenga la valentía de tomar decisiones, aunque algunas de ellas no funcionen, ya que esta actitud es siempre mejor que no tomar decisiones por el miedo al fracaso.

Gestión | del | ego | en | la | empresaLa gestión del ego en la empresa supone cambiar los patrones de logro y acumulación que nos han sido inculcados desde la infancia, hacia una vida basada en la consecución y la búsqueda de sentido y significado en nuestras vidas, basada en el servicio y en el dar. Las creencias limitantes y un ego excesivo suponen un freno en el desarrollo integral de la persona y precisamente aquí las herramientas de coaching las destapan, favoreciendo un cambio de hábitos que incrementa sus competencias en el entorno laboral y permiten estimular a las personas talentosas dentro de una organización que, de esta manera, son retenidas en su seno y valoradas tanto en el aspecto remunerativo como en la potenciación de su inteligencia emocional.

Una de las claves para ejercer el liderazgo es romper las cadenas del ego, pues nos atan a nosotros mismos. Si conseguimos este desapego de nosotros mismos, cada crítica con fundamento que recibamos, dejará de ser un ataque y se convertirá en una oportunidad de mejorar y se reducirán los impactos emocionales negativos.

CONTACTAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×