Domicilio social y fiscal

El domicilio social y el fiscal son importantes para nuestra empresa a la hora de determinar las relaciones con las administraciones públicas.

El domicilio social está definido en el artículo 9 de la Ley de Sociedades de Capital. Es aquel en el que se encuentra el centro de su efectiva administración y dirección o en el que radique el principal establecimiento o explotación de la empresa. Si éste se encuentra en territorio español, el domicilio deberá estar en España. Por tanto debe existir una relación entre dicho domicilio y el desarrollo de la actividad de la empresa. Además, en función de donde se encuentre situado, se le asignarán a la empresa el Registro Mercantil que le corresponde, los juzgados competentes, la legislación autonómica,… El domicilio social debe de estar informado en la escritura de constitución de la sociedad. Si se quiere modificar se ha de aprobar en Junta, elevarlo a público ante notario e inscribirlo en el Registro Mercantil. Una vez hecho esto lo comunicaremos a Hacienda mediante 036 y a Seguridad Social mediante una solicitud de variación de datos.

La definición de domicilio fiscal la podemos encontrar en el artículo 48 de la Ley General Tributaria. Se considerará como tal para las personas físicas su residencia habitual y para las personas jurídicas el domicilio social siempre que en él se realicen las funciones de gestión administrativa y dirección de la empresa. En caso de que no sea así, será el domicilio fiscal aquel en el que se realicen dichas funciones.

Los dos domicilios han de ser comunicados tanto a Hacienda como a Seguridad Social en el momento en el que se solicita el alta. Para modificar el domicilio fiscal es suficiente con presentar un 036 en Hacienda y una solicitud de variación de datos en la Seguridad Social respectivamente.

También pueden existir otra serie de locales afectos a la actividad de la empresa, que son aquellos que se utilizan para el desarrollo de la misma sin ser el domicilio fiscal o social. Es necesario comunicarlos a Hacienda para que podamos deducir sus gastos.

El domicilio social y el fiscal pueden por tanto coincidir o no en función de las características de la empresa. Es importante la elección de los mismos ya que de ello depende con qué administraciones públicas nos vamos a relacionar y la normativa local que nos va a afectar.

CONTACTAR
Socio y asesor fiscal en SanPer Asesores. Licenciado en Economía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanper Asesores | Asesoría online

Nombre/Empresa

Tu Email / Teléfono

Tu Mensaje

He leido y acepto la política de privacidad


captcha

×